Archivo digital de la revista marxista Nuevo Claridad
Los OMGs (organismos modificados genéticamente) no solo se utilizan en los mercados de todo el mundo con blandos informes realizados por las propias empresas, empresas «independientes» (bajo directrices de las multinacionales como Monsanto, Nestlé...) sino que pasan a través de los filtros estatales mediante la dejadez (en algunos casos), la presión económica o sencillamente el «amiguismo» político tan recurrido...
 

El Capital ha decido transformar el País Valencià en un monocultivo de la grúa. De manera consciente y premeditada se están desmontando uno a uno todos los sectores productivos (la industria, la agricultura e incluso el turismo), con el único objetivo de transvasar —y nunca mejor dicho— las inversiones a la especulación. En nuestra Comunidad ya no se produce nada, porque ha dejado de ser un País para convertirse en un gran solar en construcción. El calzado, el juguete, el textil, la naranja... pronto pasarán a ser objeto de estudios arqueológicos y carne de museo.

Se trata del paraíso empresarial. En breve la burguesía no tendrá que negociar convenios colectivos ni soportar reivindicaciones laborales. En lugar de apropiarse de las plusvalías mediante el trabajo ajeno, ahora se dedicarán, exclusivamente, a transformar las materias primas en oro a través del Diario Oficial de la Generalitat Valenciana.