Archivo digital de la revista marxista Nuevo Claridad

El miércoles pasado tuve el placer de conocer de primera mano la lucha de los vecinos y vecinas del Gamonal. Unas horas en este barrio obrero de Burgos, la participación en la que reclamaban la absolución para los detenidos y conversaciones con algunas mujeres de la Asociación de Vecinos y Vecinas fueron suficientes para comprender que detrás de Gamonal, no sólo está el famoso bulevard con el que el alcalde Lacalle y su amigo Méndez Pozo, “el jefe de Burgos”, querían hacer negocio.

Su protesta va mucho más allá del bulevard, por muchos millones que cueste. Es un grito poderoso contra las injusticias sociales de un sistema basado en el enriquecimiento fácil de cuatro privilegiados, contra los efectos de una crisis que está hundiendo a la clase trabajadora en el drama del paro y la pobreza, contra la reducción de la democracia a escoger a nuestros amos cada cuatro años, contra un sistema fundamentado en la connivencia entre empresarios y cargos públicos para enriquecerse. Esta lucha es la lucha de todos y todas, hoy es Gamonal, mañana puede ser tu barrio.

La victoria de Gamonal también ha abierto los ojos a muchas personas a una realidad que estaba sofocada por la cultura de la resignación, que nosotros, el pueblo trabajador tenemos el futuro en nuestras manos, que podemos ser sujetos activos de la política, que ellos no son todopoderosos, pueden ser vencidos si perseveramos y nos mantenemos unidos. Hace falta un Gamonal en cada pueblo, en cada ciudad.

Marina Albiol Guzmán

Diputada de Esquerra Unida del País Valencià en Les Corts Valencianes

Publicado en El Periódico Mediterráneo